dimecres, 9 d’abril de 2008

Discurso de investidura.

El Congreso de los Diputados ha vuelto a convertirse una vez más en el escenario del debate de investidura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. El actual Presidente del Gobierno y candidato ha apostado en su discurso por un país próspero y a la vez decente, por un país eficiente, unido y diverso, y por un país comprometido con la causa de la paz y en la lucha contra el cambio climático y la pobreza.

José Luis Rodríguez Zapatero ha hecho un diagnóstico realista de la situación económica actual, reconociendo la desaceleración que padece el sector inmobiliario. En este contexto ha propuesto medidas fiscales y un conjunto de ayudas dirigidas al sector de la construcción. Son actuaciones encaminadas a acelerar la licitación de la obra pública, fomentar la rehabilitación de viviendas y ampliar las hipotecas, sin gastos, para las familias con más dificultades, entre otras.

Todo ello en el seno de una política económica basada en tres principios fundamentales: una política fiscal y presupuestaria cauta y prudente, una política económica que refuerce la competitividad y un dialogo permanente con los agentes económicos.

Algunos de los objetivos prioritarios son el incremento de la productividad, con un impulso del I+D+I, de la inversión en infraestructuras, aumento de becas, un gran acuerdo económico y social que abarque el mercado del trabajo y la competitividad, etc.

Tendrán especial importancia: la vivienda, la educación, el cambio climático, la política social, la igualdad, y la inmigración. En cuanto a la inmigración ha propuesto explorar nuevas fórmulas que incentiven a los inmigrantes que puedan perder su trabajo en los próximos meses a volver a su país.

Cabe destacar la referencia clara y contundente a favor de la España plural y la apuesta por la reforma del sistema de financiación general, una cuestión de suma importancia para las Islas Baleares. La política autonómica pasa, según el Presidente por un adecuado sistema de financiación.

Y en la línea que le ha caracterizado durante la pasada legislatura, el Presidente ha realizado especial hincapié en la lucha contra el terrorismo al ofrecer un compromiso democrático que puedan compartir e impulsar todas las fuerzas políticas parlamentarias.

Ha hablado también de consensos cuando se ha referido al 2010, año en que España presidirá la Unión Europea y el objetivo de Rodríguez Zapatero es consensuar los objetivos a alcanzar durante la presidencia española.

De las asignaturas pendientes de la Justicia, se ha referido fundamentalmente a la renovación urgente del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial. Éste es uno de los principales objetivos que se ha marcado para estos cuatro próximos años, en los que tendrá un peso primordial el diálogo social para impulsar la economía, modernizar el mercado de trabajo y, sobre todo, asegurar la igualdad salarial entre hombres y mujeres, además de combatir la siniestralidad laboral.

A los ciudadanos y ciudadanas, que son los principales receptores de los avances y mejoras que se ha propuesto el Presidente del Gobierno, les ha dedicado una buena parte de su intervención y les ha pedido que se impliquen y que apoyen los eventos de proyección internacional que se celebran en España. Colaboración que ha hecho extensiva a todas las administraciones e instituciones en la celebración de la Expo de Zaragoza, la Copa de América de Valencia, la candidatura olímpica de Madrid y en los actos de conmemoración de los hechos ocurridos en España y América entre 1808 y 1812. En definitiva, José Luis Rodríguez Zapatero nos anima a todos a participar en la defensa y difusión de la riqueza cultural y lingüística de nuestro país.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Esperemos que la publicación de las balanzas fiscales nos ayuden a conseguir un mejor trato para las Islas, y que la financiación tan deseada durante tantos años, llegue por fin de la mano del Presidente Zapatero. En definitiva que se cumplan las promesas electorales.