dilluns, 23 d’abril de 2007

La Política.

En los tiempos que corren, demasiadas veces, el ruido no deja oír y mucho menos escuchar. No existe verdadera democracia sin saber escuchar, sin tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro para intentar entender su postura. Hoy, a menudo, pesan más los titulares y las consignas que los argumentos, lo que dificulta el dialogo y los entendimientos y, últimamente, en algunas ocasiones, incluso la convivencia. En éste sentido creo que en la presente campaña electoral, los socialistas hemos de hacer un especial esfuerzo de respeto al adversario y sobre todo de respeto a la ciudadanía. Ello implica no participar en confrontaciones o en crispaciones estériles que rebajan la política al último de los sótanos y, a su vez, impiden que la gente pueda conocer las propuestas sobre los temas que realmente le preocupan. La humildad, la moderación y la mesura son siempre excelentes compañeras y, mucho más, en momentos tan singulares y especialmente tensos. Las formas en política son parte principal del fondo y un ejemplo permanente para toda la sociedad.
Aquellos que pretenden convertir la política en una máquina de obtención del poder a cualquier precio están, no sólo desprestigiándola, si no que además crean una ley de la selva que destroza la igualdad de oportunidades, la cohesión social, y la mismísima convivencia. Una política del miedo que lo que persigue es, precisamente, el miedo y el desprecio por la política, que es la mejor vía para que aquellos que menos la necesitan, los más poderosos, puedan dar rienda suelta a sus intereses… por supuesto, totalmente incompatibles con el interés general.

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Enhorabuena, no se si son tuyas todas las frases, pero son de las que a uno le gusta recordar para citar. Ante una campaña tan arrogante como la que se ha iniciado en esta Comunidad, quizás valga la pena la mesura y el buen estilo, aún así reconozco que me gustaría algo más de presencia y divulgación de ideas, sería bueno que todos vieramos con claridad y convencimiento que hay otras formas de hacer las cosas, que la gestión de lo social se tiene y debe hacer desde un punto de vista social, y no solo mercantil.

Anònim ha dit...

Hoy en su artículo habla de ruido, de miedo, de humildad. Hoy sr. Antich he visitado la estación intermodal de la plaza de España. Me ha parecido faraónica, más grande que muchas de Barcelona o Madrid, cuando el tráfico de aquí es mucho menor, pero sobre todo me ha parecido ruidosa. Que tamaño tan desproporcionado y tanto ruido. Tambien he sentido miedo cuando alguien ha comentado que el metro estaba en pruebas, y las pruebas en tiempos de elecciones son malas compañeras, por que se quiere inagurar, y si hay que hacer algo es un transporte público de calidad, y por lo que estamos leyendo estos dias en la prensa, el transporte público, los trenes estan fallado ultimamente. Esperemos que con el metro se hayan hecho todas y cada una de las pruebas necesarias para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Tambien hablaba de humildad, humildad para tener lo necesario y la estación me ha parecido más propia de una gran capital de la que salen y entran trenes a todas horas que no es el caso de Palma. Tengo un amigo mallorquin que siempre dice "seny", pues esto es lo que parece faltarle a la política. Espero que vd. lo ponga. Mucha suerte y animo.

inelec ha dit...

Soy votante del PSOE desde siempre. pero en los ultimos tiempos mi fidelidad esta bajo minimos, pues tengo el sentimiento de que mi voto independientemente de a quien vote siempre va a parar a UM y la todopoderosa Señora Munar. Creo que cometen un gran error en considerar a UM un partido proximo. pues su filosofia es antisocialista y antiprogresista, ellos parten de la base de los viejos partidos nazionalistas del siglo XX. y pretenden imponer la lengua y la cultura estandar "Mallorquina" a todos. Yo soy Mallorquin de nacimiento pero tambien soy ciudadano del mundo a la que me considero una persona cosmopolita. Tengo mas cosas en comun con un ciudadano de Paris, Tokio, Madrid o Barcelona que con una persona de Sineu. Considero que muchos Mallorquines que se consideran "autenticos" se han encerrado en un mundo ficticio y para ellos solo existe hasta donde alcanza su vista o como diria mi abuelo "El que se pasa todo el dia mirandose el culo piensa que el es el unico que caga"
Hay una parte de Mallorca que vive esa miopia, y esta miopia es la fomentada por UM y la señora Munar con los recursos que ustedes le ceden. Para que una conselleria de identidad? para fomentar la diferencia, no dice la constitucion que todos somos iguales entonces por que un partido con solo 15000 votos y un solo municipio en Mallorca manda sobre un millon de Mallorquines.